Inside Kronos

De los sueños a la realidad

Gracias a los resultados de nuestro observatorio, hemos podido saber los imprescindibles de los españoles que compran su primera vivienda y, además, hemos profundizado en la importancia de los espacios y su distribución. Todo eso está muy bien; hay que analizar muchos factores antes de comprar una casa, pero hoy queremos pensar a lo grande: ¿Como es el hogar de tus sueños? ¿Quieres ver si se parece al de tus vecinos? Esta semana te invitamos a descubrir cómo sería tu casa si un genio con un buen día te concediera más de tres deseos.

La casa perfecta:

Para poder saber cómo es la casa perfecta de los españoles, pedimos a los entrevistados que, a modo de resumen, describieran con sus propias palabras la casa con la que siempre habían soñado. Para nosotros era un tema de gran importancia, ya que, además de los aspectos puramente racionales, creemos en el factor emocional de la arquitectura. Es una parte irrenunciable de nuestra filosofía y la consideramos clave para marcar la diferencia. No nos interesaba saber solo los aspectos más prácticos, porque ya los incorporamos a nuestros proyectos desde el principio; hemos querido ir un poquito más lejos para poder materializar las ilusiones a las que muchas veces renunciamos en la compra de nuestra casa.

 

 

 

Pues bien, podemos deciros que la casa soñada por los  españoles es, en primer lugar, grande y espaciosa y, por supuesto, tiene piscina y jardín. Tres habitaciones es el mínimo para nuestro hogar de ensueño, que deberá tener patio o terraza, ser luminoso y contar con un garaje para dejar el coche. Además, si está en el centro, mejor que mejor; y, si puede ser unifamiliar y tener mínimo dos baños, estaremos acercándonos a lo ideal. Por último, lo menos importante, que esté bien comunicada o con acceso a transporte público. Esto llama la atención, si tenemos en cuenta que era uno de los factores más importantes para elegir nuestra primera vivienda. Pero claro, es que estamos hablando de la casa perfecta. ¿Quién necesita transporte si no vamos a querer salir de ella?

 

¿Y si pudiéramos hacerlo realidad?

Al contraponer los resultados más racionales de la primera vivienda con estos, más aspiracionales, nos hemos dado cuenta de que no tienen por qué ser excluyentes. Nuestro admirado Oscar Niemeyer dijo: “La arquitectura es una cuestión de sueños y fantasías”. Por eso nosotros apostamos por crear casas que cumplan aquellos imprescindibles del propietario primerizo, pero sin dar la espalda a esos otros elementos con los que solo se permite soñar. Es obvio que no todas las casas pueden ser unifamiliares, pero sí podemos ofrecer espacios amplios y bien distribuidos. Como ya vimos en la entrevista a Pascual i Ausió, ellos mismos consideran que las viviendas de Kronos Homes se distinguen por la buena relación entre sus espacios, una característica que no solo compete al residencial Ô12, sino a cualquiera de nuestros proyectos.

Seguro que Pascual i Ausió también estarían de acuerdo con la importancia de las terrazas, o Jesús Gallego, quien ha hecho de ellas el rasgo de identidad de Nature. Una cualidad que también encontramos en The Edge de Rafael de La-Hoz y que está íntimamente ligada con otro sueño de nuestros entrevistados; la luminosidad. Cualquiera que se detenga un momento a apreciar la superficie acristalada de proyectos como The Collection de A-Cero, sabrá que tiene la luz garantizada. Por otro lado, la piscina, los jardines y la plaza de garaje son equipamientos básicos en la mayoría de nuestros residenciales, incluso en aquellos situados en pleno de centro de la ciudad, como Marvà 3 en Alicante. Pero, por encima de todo, hay algo que nos diferencia, algo que todos los arquitectos con los que colaboramos destacan sin dudarlo: la ubicación.

 

La condición sine qua non

¿Y por qué es tan importante? Porque es lo que permite que todo lo demás sea posible: la amplitud de las viviendas; las terrazas y los jardines desde los que vivir y disfrutar del entorno; la orientación que facilitará la luminosidad y la eficiencia energética y la buena comunicación y el acceso a los servicios. En resumen, todo.

Desde el principio intuimos que para construir la casa perfecta solo faltaba el punto de emoción en el que los sueños y la razón se dan la mano. Y ese punto es el que nosotros aspiramos a poner en cada uno de nuestros proyectos.

 

Cover photo: Dmitri Popov

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *