Feel The Inspiration

Feel the City: arquitectura financiera

Aunque los viejos edificios de las bolsas siguen siendo el corazón económico de nuestro planeta, en los últimos años han proliferado grandes barrios financieros. Se trata de distritos eminentemente profesionales, casos únicos de las ciudades modernas que parecen responder a los preceptos urbanísticos que Le Cobusier plasmó en su Plan Voisin.

Estas grandes áreas bullen de vida durante el día y quedan desiertas por la noche. Su carácter eminentemente funcional y su emplazamiento en grandes capitales hacen que predomine la verticalidad, con vanguardistas rascacielos que compiten entre sí como materialización de las empresas que representan.

Sin lugar a dudas, un ejemplo de urbanismo que reinventa la escala de los tradicionales núcleos urbanos; un campo de pruebas de la arquitectura más evolucionada a la que nos acercamos en cuatro ciudades que nos inspiran. Un motivo más para visitarlas.

 

París: La Défense

Una escultura del siglo XIX da nombre a este barrio al oeste de París, nacido al calor de un Plan de Ordenación aprobado en 1964. Dos años después, en 1966, se levantó la Torre Nobel diseñada por Jean de Mailly, que debía cumplir con una altura limitada a 100 metros. En los años 70, la limitación se amplió hasta los 184 de la Torre Fiat y en los 80 se convocó el concurso Tête Défense, que culminó con la construcción de su edificio más representativo: los vecinos de La Défense, autodenominados defensois, identifican su barrio con el Grande Arche de la Défense, icono de la modernidad y la fortaleza financiera de Francia alrededor del mundo.

 

 

Londres: The City

El distrito financiero de Londres es uno de los más célebres del mundo. Sin embargo, al contrario que otros como La Défense o el eje de Castellana Norte, la City es el centro de la ciudad. No se trata de un ejercicio de urbanismo artificial, sino de una adaptación funcional del caótico entramado histórico de Londres. Gracias a ello, los grandes rascacielos se funden con las antiguas construcciones del que ya era en su día un centro económico de orden mundial. No obstante, no fue hasta los años 60, tras el progresivo abandono de este distrito, cuando comenzó el derribo de grandes conjuntos de edificios para sustituirlos por modernas oficinas. En los 70 se construyó la Natwest Tower, el primer rascacielos de Londres, y en 2004 se inauguró la 30 St. Mary Axe, diseñada por Norman Foster.

 

 

 

 

Madrid: Castellana Norte

El corazón financiero de Madrid comenzó a latir en AZCA en 1954, cuando el arquitecto Antonio Perpiñá ganó el concurso para crear una inmensa manzana de oficinas en lo que entonces eran las afueras de la capital. Su proyecto contemplaba la construcción de un jardín botánico y un gran teatro de la ópera que nunca llegaron a ver la luz. Aún así, con el tiempo, AZCA se consolidó como el centro neurálgico de las grandes empresas españolas y, posteriormente, nuevos rascacielos modificaron el skyline al norte de la Castellana, primero en la Plaza de Castilla, con las Torres KIO, y posteriormente con el complejo de las Cuatro Torres, un hito arquitectónico que ha sentado las bases del proyecto  Madrid Nuevo Norte. Este eje financiero que cruza la capital a lo largo del tramo norte del Paseo de la Castellana es una de las perspectivas más representativas del Madrid moderno.

 

 

Berlín: Postdamer Platz

Postdamer Platz, en el centro de Berlín, siempre fue un referente de modernidad.  A principios del siglo XIX era un centro turístico de referencia mundial en el que se situaban los hoteles más exclusivos. A principios del XX, las galerías comerciales y la apertura de la red de Metro ahondaron en el carácter cosmopolita de esta plaza que, poco después, acogería el primer semáforo instalado en Europa. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial acabó por reducirla a escombros, una situación que se agravó aún más con la construcción del Muro de Berlín, que dejó Postdamer Platz en tierra de nadie, inutilizada por completo. No fue hasta la década de los 90, cuando recuperó su esplendor y vio crecer los edificios de última generación que la han convertido en el centro financiero de la capital alemana.

 

 

 

Photos: Foster + Partners, Panorama Punkt, BBC, Emilio Naranjo, Larisa Bulibasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *