Archilovers

El Olimpo de los Pritzker: Japón

¿Cuánto sabes del llamado Nobel de Arquitectura? ¿Desde cuándo existe? ¿Quién es Pritzker? ¿Qué ganan exactamente los premiados? ¿Qué países han ganado más premios? Vamos a verlo.

Por lógica, Pritzker debería de ser el nombre del fundador de los premios, o de un arquitecto famoso, pero no. En realidad, es el apellido de los dueños de una cadena de hoteles, los Hyatt. Ellos fueros los únicos con dinero e interés para aceptar la propuesta del director de la National Arts Foundation de EEUU, Carleton Smith. La primera edición la ganó en 1979 Phillip Johnson, autor de las torres KIO de Madrid. Al igual que el resto de los premiados, Johnson se llevó una medalla diseñada por el padre de los rascacielos, Louis Sullivan, y 100.000 dólares.

Empezamos nuestra serie sobre los Pritzker con Japón, uno de los países que más veces lo ha ganado y que más ha desarrollado su arquitectura.

Kenzo Tange (Pritzker 1987) no tenía pensado ser arquitecto hasta que descubrió a Le Corbusier. Con él compartió la preocupación por la planificación urbanística de las grandes ciudades, una preocupación que integró en los fundamentos de la arquitectura metabólica. Su trabajo fue la primera piedra de un proceso de modernización que no tiene precedentes en la historia de la arquitectura; el paso de las construcciones tradicionales japonesas a una vanguardia constructiva que acompasó la revolución arquitectónica con los avances tecnológicos que transformaron la industria nipona. No en vano, Tange defendía que el diseño moderno debe combinar tecnología y humanidad.

 

 

Fuji Television Headquarters

 

Fumihiko Maki (Pritzker 1993), tras una larga estancia en EEUU, regresó a Japón en 1965 con la misión de reformular los postulados del llamado Movimiento Moderno. Para semejante aspiración, el papel de la naturaleza en la cultura japonesa fue fundamental. Así nació el Metabolismo, un movimiento con un planteamiento similar al Organicismo en el que las estructuras adoptan los esquemas orgánicos que dan sentido a las construcciones como entes naturales. A lo largo de su dilatada carrera, Maki ha seguido reinventándose y demostrando su maestría en el empleo del metal y el vidrio. Una trayectoria que lo ha llevado a replantearse una y otra vez sus trabajos para llegar siempre un poco más lejos.

 

Mihara Performing Arts Center

Tadao Ando (Pritzker 1995) colgó los guantes de boxeo para dedicarse a la arquitectura, una pasión que lo llevó al aprendizaje autodidacta y a una concepción artesanal del proceso de construcción. La perfección de sus lienzos de hormigón busca captar la luz e incorporar la naturaleza al espacio habitable. Siempre consciente del caos generado por el urbanismo desaforado, Ando apuesta por una relación espiritual entre la casa y sus habitantes, un diálogo que se extiende al entorno y que da lugar a ambientes introspectivos que, sin embargo, son capaces de integrar la luz y el agua para completar la obra arquitectónica.

 

Centro Roberto Garza Sada de Arte Arquitectura y Diseño

 

Kazuyo Sejima (Pritzker 2010). Fue junto a Rem Koolhaas (Pritzker 2000) la iniciadora de la arquitectura diagramática, un planteamiento abstracto que ella desarrolló hasta su arquitectura modular. De líneas puras y sencillas, sus edificios buscan adaptarse a las necesidades de quienes los habitan. Buena muestra de ello son las viviendas sociales de Gifu. Como curiosidad, os contamos que Sejima ganó el Pritzker antes que su mentor, el arquitecto Toyo Ito, en cuyo estudio trabajó en los inicios de su carrera.

 

  New Museum of Contemporary Art

 

Ryue Nishizawa (Pritzker 2010) pasó de cumplir las órdenes de Kazuyo Sejima  a compartir con ella el Pritzker como cofundador de SANAA  (Sejima and Nishizawa associated architectes). Además de participar en numerosos proyectos junto a Sejima, en 1997 decidió abrir su propio estudio de arquitectura, el Office of Ryue Nishizawa. Entre sus obras más importantes, destacan el edificio de Christian Dior en el barrio de Omotesando en Tokio y el Glass Pavilion del Museo de Arte Contemporáneo en Toledo, Estados Unidos.

 

  Glass Pavilion del Museo de Arte Contemporáneo de Toledo

 

Toyo Ito (Pritzker 2013) siempre ha estado fascinado por la electrónica y la tecnología. Quizás por ello su estudio se llamaba Urbot (Urban Robot), antes de convertirse en algo tan corriente como Toyo Ito & Associates. Serían exigencias del guión, porque este japonés nacido en Corea del Sur, es cualquier cosa menos predecible. Sus estudios teóricos lo dejan bien claro en textos como La Imagen de la Arquitectura en la Era Microelectrónica, o El Jardín de Microchips. Pero su visión de una doble arquitectura, a la vez física y virtual, no se queda en el papel: podemos comprobarlo en la Mediateca de Sendai.

 

 

Mediatica de Sendai

 

Shigeru Ban (Pritzker 2014) no era un arquitecto del star system, ni siquiera de los más conocidos, o reconocidos. Por eso su presencia en el jurado de los Pritzker entre 2006 y 2009 levantó ciertas suspicacias el día en que lo ganó. A pesar de su formación en EEUU, Ban está considerado un arquitecto con fuertes raíces en la arquitectura tradicional japonesa. Su obra destaca por el uso de materiales de construcción no convencionales, como el papel o el plástico, incluso como elementos estructurales. Proyectos como La Casa de Papel han sido cruciales para construir viviendas en contextos de emergencia y desastres naturales.

 

Paper House

 

 

 

Photo Credits: Roberto Ortiz, Josuea Lieberman, Maki and associates, Toyo Ito, Shigeru Urban Architects, SANAA

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *