azul-intenso
Living In Style

¿Cuál es el mejor color para pintar un salón?

Una de las múltiples dudas que nos asalta a la hora de planificar la decoración de nuestra casa es la relativa a la elección de la pintura, porque ¿Cuáles son los mejores colores para pintar un salón? Toma nota de las siguientes recomendaciones. ¡Seguro que aciertas!

Vamos a analizar las propuestas más populares y a exponer los pros y los contras de cada una. En cualquier caso, si decides optar por la mezcla de varios colores, recuerda que el principal debe ocupar el 60 % del espacio; el secundario, el 30 %; y el tercero, el 10 %. Dicho esto, ¡empezamos!

Apuesta a caballo ganador con el blanco

El blanco es el candidato que casi todos tenemos en mente a la hora de pintar el salón. Sin duda, es perfecto para cualquier espacio dado que es luminoso y combina con cualquier estilo decorativo. Así que, sí, si no quieres arriesgar, apuesta todo al blanco. Tienes argumentos de sobra:

  • Queda bien con cualquier tipo de material.
  • Es difícil cansarse de él.
  • Cede el protagonismo al mobiliario.

El blanco, pero roto

Aunque te digan que blanco solo hay uno, en realidad, admite gradaciones como el blanco roto. De esta manera, podremos introducir en el salón un tono que reúne ciertos toques de amarillo, pero también de gris o de marrón. Eso sí, sin estridencias.

El gris

Este color también reina en muchos salones. Estamos ante una elección muy moderna y versátil que queda de maravilla con todo tipo de decoración. Por supuesto, tonos como el gris verdoso o el gris oscuro necesitan mucha luz, así que, si tu salón da a Norte, mejor que te decantes por un color más claro.

La intensidad de un azul

Otra manera de acertar nos la proporciona un color azul fuerte, aunque es cierto que nos obliga a poner especial cuidado a la hora de elegir los muebles. No todo pega con un color tan potente, pero no te des por vencido; solo tienes que combinarlo con los siguientes elementos:

  • Acabados en latón.
  • Terciopelos.
  • Colores claros que aporten luz.
  • Techos en blanco roto.

Verde que te quiero verde

El verde siempre es una opción a tener en cuenta. Transmite paz, naturaleza, relax, pero una vez que te decidas por este color, tendrás que elegir entre toda la gama existente: verde oliva, verde menta, verde manzana, verde botella, verde musgo… Este último es muy elegante y en muchos salones se combina con el gris. El resultado es muy atractivo, pero ¡ojo! una vez más, necesitas mucha luz.

Anaranjados y burdeos

No podemos olvidarnos de un color tan llamativo como el burdeos con toques anaranjados, capaz de darle un toque clásico a cualquier estancia. Es un color repleto de posibilidades, que combina genial maderas claras y oscuras y que transmite calidez y alegría.

Nadie dijo que elegir un color perfecto para tu salón iba a ser tarea fácil, pero, sin duda, los consejos de los expertos pueden ayudarte a tomar la mejor decisión posible. Si la tarea se te hace muy cuesta arriba, busca su asesoramiento y verás cómo el resultado está a la altura de tus expectativas.