vivienda-nueva
Consejos

¿Cómo funcionan las subastas de viviendas?

Una de las ventajas de acceder a la subasta de un inmueble es que tenemos la posibilidad de hacernos con él a un precio que, en algunos casos, es hasta un 50 % más barato. Suena bien ¿verdad? Pues quédate con nosotros, porque vamos a contarte cómo funciona una subasta de un inmueble?

Normalmente salen a subasta viviendas y fincas cuyo propietario no ha pagado la hipoteca y un juzgado ha ordenado su ejecución para hacer frente a la deuda. Esta es una gran oportunidad para que un tercero puje por ella, ya que, en determinadas ocasiones, se pueden conseguir propiedades muy por debajo de su valor real de mercado.

Requisitos para acceder a una subasta

No todo el mundo puede participar en una subasta. De hecho, es necesario reunir los siguientes requisitos:

  • Acreditar la suficiente solvencia a través del ingreso de una fianza del 5 % del valor del inmueble. Esto debe hacerse el día anterior a la puja.
  • Si se gana la subasta, es preciso abonar el 95 % restante en un plazo máximo de 20 días. Por este motivo es importante que tengas el dinero en tu poder o la hipoteca preconcedida, ya que cualquier demora implicará la pérdida del derecho a comprar la vivienda.
  • Si rechazas la adjudicación, no podrás recuperar el 5 % que abonaste al inicio. No obstante, si pierdes la subasta, te devolverán todo el dinero del depósito.
Vista aérea de Barcelona (España)

Funcionamiento de la subasta

Dicho todo esto, y si gozamos de buena liquidez para cumplir con todo lo anterior, debemos estar atentos a lo siguiente:

  • Accede al portal de subastas del BOE que, desde el año 2015, funciona en nuestro país para dar cobertura a estos procesos.
  • Regístrate, utilizando el certificado digital o a través del sistema Cl@ve de la administración electrónica.
  • Puedes revisar los anuncios que se publican y seleccionar por provincia.
  • Cuando efectúes la primera puja, recibirás una notificación con datos relativos al momento en que pujaste y el precio que has ofrecido.
  • Las subastas permanecen activas durante unos 20 días.

Unos consejos previos a la hora de participar

Es aconsejable que tengas presentes una serie de recomendaciones a la hora de participar en estas subastas:

  • Infórmate, en la medida de lo posible, acerca del expediente judicial de la vivienda que te interesa, pues es posible que tenga okupas o un inquilino. 
  • Ten en cuenta cuál es tu capacidad económica y cíñete a un presupuesto antes de empezar a pujar.
  • Intenta familiarizarte con el vocabulario propio de las subastas.

En resumen, las subastas son estupendas alternativas para quienes buscan comprar una vivienda. No obstante, te recomendamos mucha precaución a la hora de lanzarte a pujar, puesto que un precio especialmente bajo puede esconder una okupación que nos supondrá un auténtico quebradero de cabeza pasada la alegría inicial de la adquisición.