espacio-separado
Eficiencia, Feel The Inspiration

¿Cómo dividir una habitación en dos sin obra?

No siempre nos apetece embarcarnos en una obra, pues es una tarea que exige tiempo y, además, suele acarrear molestias como polvo y ruido. Pero si tienes una habitación grande, que está desaprovechada y deseas compartimentarla, te ponemos al tanto de algunas de las mejores ideas para dividir una habitación en dos sin obra. 

Te prometemos que, si escoges cualquiera de las propuestas que te planteamos a continuación, acertarás seguro, porque, además de resultar perfectas para diferenciar zonas dentro de una misma estancia, son decorativas y muy estilosas. Sin duda, será difícil que no te convenza alguna de ellas. 

Muro cristal

Esta es una solución que te entusiasmará por sus excelentes resultados, dado que nos permite crear dos espacios sin obstaculizar el paso de la luz. De hecho, se emplea muy a menudo para delimitar la cocina y el salón en aquellas casas en las que se ha apostado por fusionarlas. Te animamos a que instales un bonito muro cristal con cuarterones para conseguir una separación de ambientes limpia y moderna.

Espacio dividido por cortina y muro de cristal

Muebles funcionales

También podemos conseguir nuestro propósito recurriendo a una estantería o mueble de cierta envergadura que podremos ubicar en mitad de la pieza para dividir los ambientes. Puedes dejar que llegue hasta el techo para proporcionar una mayor intimidad al tiempo que disfrutas de un espacio extra de almacenaje que siempre resulta bienvenido, aunque, si tanta altura te agobia, también puedes optar por un mueble más bajo. ¡Tú decides! 

Lamas en vertical

El diseño y la modernidad corren de cuenta de unas preciosas lamas en vertical que puedes instalar para separar ambientes. Lo mejor es que no perderás la perspectiva visual y el espacio quedará diáfano, pero conseguirás preservar cierta privacidad a ambos lados. 

Los biombos

Esta clásica manera de proporcionar intimidad continúa plenamente vigente por su versatilidad. Además, en el mercado encontramos infinidad de modelos que se amoldan a los gustos más variopintos: de bambú, de papel de arroz, de metal, de cristal, de forja, estampados de tela

Biombos para separar y diferenciar estancias

Chimeneas

Puedes decantarte por una chimenea para crear dos ambientes diferenciados. A priori parece complicado, pero el resultado es inigualable. Además, aportará calidez al tiempo que decoras y, si te asusta la obra que requiere o simplemente no puedes instalar una chimenea tradicional, siempre puedes elegir una chimenea eléctrica. Son prácticamente indistinguibles.

Chimenea en sala de estar

Puertas correderas

Son pura modularidad. Cuando necesites privacidad en uno de los ambientes, cierras; y cuando quieras disfrutar de todo el espacio, abres. Así de fácil. Y cada vez cuentan con sistemas de instalación más sencillos y con rieles superiores que no obligan a dividir visualmente el suelo. Es una de nuestras opciones favoritas.

Una bonita cortina

Es el camino más sencillo. Solo tienes que elegir dónde quieres colgarla y que tela vas a utilizar, según pretendas tamizar la luz, o permitir su paso. El único inconveniente es que, al contrario que las puertas correderas, o los muros cristal, no aíslan del ruido. Pero, por el contrario, es la opción que más posibilidades de personalización te permite. El muestrario de telas es interminable. No tendrás ningún problema para encontrar la que mejor va con tu casa.

En resumen, como has visto, no tenemos por qué embarcarnos en una obra para dividir una habitación en dos, ya que tenemos a nuestra disposición muchas soluciones que darán un giro estético a nuestra decoración y, además, resultarán muy funcionales.