Feel The Inspiration

¿Cuál es la casa más estrecha del mundo?

Si eres una enciclopedia de datos curiosos, seguramente te pique la curiosidad por saber cuál es la casa más estrecha del mundo y a quién se le ha ocurrido que vivir en ella era una buena idea. Ya te adelantamos que no le falta de nada y que la estrechez no es excusa para disfrutar de una calidad de vida envidiable.

¿Vamos? Pues cogemos el avión y un taxi para llegar hasta el centro de Varsovia. Una vez allí, no podemos despistarnos. Te advertimos que es muy fácil pasar por delante sin darse cuenta de que ahí hay una casa, ya que su anchura varía entre los 92 en su lado más angosto y los 152 centímetros en su lado más ancho. Pero, lejos de causar apreturas a sus ocupantes, les permite disfrutar de un dormitorio, una cocina, un baño y una sala de estar. Eso sí, la escalera hay que plegarla cuando no la usemos para facilitar los recorridos en cada habitación.

Lo que quizás no sepas es que esta casa es también una acción artística diseñada precisamente para presumir de ser la casa más estrecha del mundo. Un título que le pertenece desde que fue construida en 2012 por el arquitecto y artista Jakub Szczęsny, quien quiso ofrecer a la ciudad una novedosa vivienda que se ha convertido también en una atracción turística para todos los apasionados de la arquitectura que visitan la capital polaca.

La casa más estrecha del mundo. Casa Keret

¿Cómo surgió la idea de crear la casa Keret?

Esta vivienda se dibujó en la mente de este arquitecto mientras estaba tomando un café en el centro de la ciudad. Desde la cafetería observó un espacio entre dos edificios, apenas un hueco entre medianeras para cualquier otro y, para él, un lienzo en blanco para su próximo reto arquitectónico.

¿Se puede visitar la casa Keret?

Sí, pero solo un fin de semana de cada dos. Por lo tanto, cualquiera que lo desee y se haya planificado el viaje, puede echar un vistazo a su interior. No obstante, debemos precisar que, aunque a esta edificación no le falta de nada, su escaso tamaño le impide cumplir con los requerimientos de la ley polaca relativa a viviendas. Por lo tanto, tiene la consideración de instalación de arte únicamente, pero es posible dormir en ella de vez en cuando. Así sucedió con el escritor y director de cine israelí Etgar Keret, cuya estancia sirvió para dar nombre a la casa

Casa Keret, Varsovia (Polonia)

Si te ha gustado el concepto o necesitas un tratamiento de choque contra la claustrofobia, no tienes que irte muy lejos. De hecho, una de las casas más estrechas del mundo la tuvimos durante muchos años en Valencia y, aunque es cierto que todavía podemos observar todavía su fachada, en realidad una posterior reforma interior la unió al edificio contiguo. Esta peculiar vivienda, ubicada en la calle de Lope de Vega, tiene una anchura de 107 centímetros y cada uno de sus pisos albergaba una única estancia. Sobre ella cuentan que el día que la niña de la casa hizo la comunión, no le quedó más remedio que vestirse en el exterior, dado que una vez vestida no podría haber cruzado el umbral de la puerta.