edificio-residencial
Eficiencia

Inscripción de inmuebles en el Registro de la Propiedad

Estamos ante una de las dudas más comunes, ya que es una cuestión que interesa a quienes acaban de adquirir una finca y desean resolver rápidamente todos los papeles y trámites administrativos. Por lo tanto, si deseas saber cuánto tarda el Registro de la Propiedad en inscribir un inmueble, en este artículo vamos a resolver la cuestión.

Un plazo de dos semanas

Lo cierto es que este organismo trabaja con bastante celeridad y no suele demorar la resolución de estos temas. Tanto es así que, como regla general, podemos afirmar que el plazo para despachar cualquier documento presentado en el Registro de la Propiedad no se alarga más de quince días hábiles contados desde su presentación.

Pero estos tiempos únicamente se cumplirán siempre que el interesado haya presentado toda la información, haya cumplimentado todos los requisitos legales como la previa liquidación, además de haber abonado los impuestos devengados.

Además, el Registro deberá comunicarse con el Catastro, pues este organismo también debe consignar el cambio en la titularidad del bien.

No es un trámite obligatorio

En cualquier caso, conviene insistir en que no es una gestión obligatoria y, por lo tanto, no estamos vinculados por la ley a llevar a cabo esta inscripción. Pero sí que es cierto que hacerlo resulta muy conveniente, puesto que nos otorga una protección jurídica frente a posibles terceros que estén alterando, o pretendan reclamar nuestra posesión.

Edificio residencial en Madrid

¿Qué documentos necesitas para ello?

Dicho todo esto, toca abordar cuáles son los documentos necesarios para realizar esta gestión. Te los detallamos seguidamente:

  • En el caso de que la finca hubiera estado anteriormente hipotecada, pero ya se hayan abonado todas las cuotas, deberás aportar un certificado de deuda a cero que lo acredite. Recuerda que, para su obtención, tendrás que recurrir a un notario ante el cual se firmará la escritura pública de cancelación del préstamo.
  • Acudir a la delegación de Hacienda para cumplimentar el formulario del ITP-AJD.
  • Abonar los gastos del registro cuya cuantía variará en función del valor de la propiedad.
Firma de contratos

¿Por qué es una buena idea registrar un inmueble?

Como ya te hemos contado, es cierto que nada nos obliga a llevar a cabo este trámite, ya que hacerlo es totalmente voluntario, pero no podemos pasar por alto las indudables ventajas que se desprenden de la inscripción y que, en definitiva, hacen muy aconsejable que nos animemos a ello. Toma nota:

  • Tu titularidad queda demostrada y, por lo tanto, estás protegido frente a terceros que quieran disputártela.
  • En el caso de que pretendas vender la finca, los posibles compradores se sentirán más seguros y dispuestos a realizar la operación si queda acreditado que tú eres el propietario. De hecho, es habitual que acudan antes al Registro a informarse de quién es el legítimo dueño con la petición de una nota simple.
  • Si pretendes pedir una hipoteca sobre el inmueble, este trámite resulta imprescindible.

En definitiva, ya sabes que en muy poco tiempo puedes tener la propiedad a tu nombre y, de este modo, gozar de todas las garantías y protección que te otorga la ley. Eso sí, reúne todos los documentos precisos para que no surjan retrasos durante su tramitación.