chimeneas eléctricas
Feel The Inspiration, Living In Style

Guía sobre chimeneas eléctricas

Tener una chimenea en casa ahora es más fácil que nunca. Sea como sea tu casa, hay una opción perfecta para ti: las chimeneas eléctricas. Con ellas te será más fácil que nunca calentar una estancia a la vez que aportas un toque de diseño único. Su efecto, similar al de una chimenea tradicional, es uno de sus grandes atractivos. Además, son más limpias y ecológicas, pero sin dejar atrás su función principal, calentar una habitación.

¿Qué son las chimeneas eléctricas y cómo funcionan?

Una chimenea eléctrica es un elemento calefactor muy parecido a las chimeneas tradicionales que no requiere de una instalación de ventilación. Su funcionamiento es sencillo: aspiran aire frío y lo calientan gracias a unas bobinas que están incluidas en su sistema. Una vez calientan el aire, lo devuelven a la habitación a través de un ventilador. Pero lo que hace especial a estas chimeneas es que cuentan con una pantalla led que imita a la perfección el fuego de una chimenea de leña, ¡como si fuera de verdad! 

Este tipo de chimeneas tienen dos modos de uso: efecto fuego y calor o solo con efecto fuego, para dar calidez a una estancia. Son una de las opciones más seguras para todos. Su sistema, libre de llamas, reduce al mínimo la posibilidad de sufrir algún tipo de accidente, haciéndolas perfectas para casas con mascotas o niños.

chimeneas eléctricas en el salón
Chimenea eléctrica en el salón

¿Qué ventajas tiene instalar una chimenea eléctrica?

Las chimeneas eléctricas son perfectas para cualquier tipo de vivienda, desde un apartamento en el centro de la ciudad, hasta una finca en el campo. Además, las posibilidades de decoración con una chimenea eléctrica son infinitas. Y seguro que encuentras alguna que encaje a la perfección con la decoración de tu hogar. Ocupan muy poco espacio, ya que pueden ir empotradas o ancladas en la pared sin sobresalir. Además, puedes encontrar chimeneas más grandes o pequeñas, e incluso portátiles, con lo que se adaptan a cualquier espacio de tu hogar. 

Su instalación es tan sencilla que solo tendrás que enchufarla para que empiece a funcionar. Olvídate de obras y técnicos especializados, como con las chimeneas tradicionales o las de gas. De hecho, hay algunas chimeneas eléctricas portátiles que ni siquiera necesitan fijarse a la pared. ¡Son muy prácticas! 

chimeneas eléctricas sala de estar
Decora con una chimenea eléctrica tu sala de estar

Pero sin duda, la gran ventaja de las chimeneas eléctricas es que no producen ningún tipo de residuo. Nada de limpiar cenizas, pero, sobre todo, ni rastro del molesto humo que producen las chimeneas de leña. Su única limpieza consiste en tener la pantalla led impecable para que las llamas artificiales se vean perfectas. El hecho de que no liberen ningún tipo de residuo hace que las chimeneas eléctricas sean una opción genial para aquellas personas que tienen problemas respiratorios. 

¿Las chimeneas eléctricas sustituyen la calefacción?

La realidad es que, las chimeneas eléctricas no dejan de ser un objeto decorativo al que se les ha incluido la función de calentar. Este tipo de chimeneas pueden llegar a calentar por completo una habitación, pero no al mismo nivel que las tradicionales o que la calefacción del hogar. Es importante mencionar, que al ser elementos que solo funcionan con la electricidad, ante un corte eléctrico, dejarán de funcionar.

chimeneas eléctricas
Aporta a tu hogar un toque de calidez

La potencia con la que cuentan este tipo de chimeneas puede oscilar entre los 1000 W y 2000 W. Esta potencia permite calentar una habitación de unos 25 – 30 m2 sin problema. Pero si tu propósito es instalarla con el fin de calentar tu casa únicamente con la chimenea eléctrica, será mejor que te plantees otra opción. Lo mejor es que combines la calefacción eléctrica tradicional con la chimenea eléctrica. De esta forma tendrás tu casa a la temperatura perfecta, a la vez que das un ambiente cálido con la chimenea encendida.

Chimeneas eléctricas portátiles o empotrables

En el mundo de las chimeneas eléctricas, como en todo, hay opciones para todos los gustos y necesidades. Dependiendo de ellos, hay una chimenea eléctrica perfecta para ti y para tu hogar. 

Las chimeneas eléctricas portátiles son un formato más compacto y sencillo. Puedes instalarla en cualquier habitación y guardarla en los meses en los que no la necesites. Su potencia no es tan elevada como las chimeneas empotrables, por lo que calentarán solo los espacios más pequeños. Las chimeneas eléctricas empotrables tienen mayor variedad de tamaños y formas. Para instalarlas hay que realizar una instalación más laboriosa, aunque fácilmente puedes hacerlo tú mismo. Estas chimeneas calientan superficies más grandes, y tienen muchas más funciones que una chimenea portátil.

Si finalmente te decides y eliges instalar una chimenea eléctrica en tu hogar, ten por seguro que estás tomando una buena decisión. No solo aportan diseño y estilo a una estancia, también la hacen más acogedora. ¿Te animas a poner una en tu casa?