ciudades inteligentes en el mundo
Sostenibilidad

Ejemplos de ciudades inteligentes en el mundo

Las ciudades inteligentes empiezan a ganar terreno y cada vez se apuesta más por su implantación. Pero ¿qué es exactamente una smart city? Si quieres saberlo, quédate con nosotros: vamos a ponerte ejemplos de smart cities en el mundo y te explicaremos en qué consisten y cómo pueden mejorar nuestro día a día.

¿Qué son las smart cities?

Podemos definirlas como un sistema complejo e interconectado que recurre a las nuevas tecnologías para gestionar diversos aspectos de una ciudad. Es decir, detalles tan importantes como el funcionamiento de los sistemas de transporte público y privado, un uso eficiente y responsable de los recursos energéticos o hídricos, así como la disposición de los espacios públicos y el tejido comercial, entre otros puntos.

En definitiva, se trata de sacar provecho de los datos de los que se dispone y adelantarse a las posibles necesidades de los ciudadanos para ofrecerles soluciones adecuadas.

Ciudades cada vez más inteligentes

Cada vez existe una mayor responsabilidad y el deseo de convertir nuestras ciudades en smart cities. A este respecto, la mayoría de grandes metrópolis se plantean a medio plazo su conversión y algunas han alcanzado grandes mejoras, mientras que a otras todavía les queda mucho camino por recorrer. Así sucede, por ejemplo, con Gijón, Valencia, Madrid o Santander, que, entre otras ciudades españolas, tienen ante sí un ambicioso plan de transformación. 

Por otro lado, también tenemos claros ejemplos de smart cities que están consiguiendo resultados sorprendentes. En este sentido, podemos citar los casos siguientes:

La ciudad de San Francisco

La urbe californiana es la cuna de las grandes empresas tecnológicas y es el espejo en el que muchas se miran, ya que utiliza la inteligencia para mejorar su resistencia ante desastres naturales, asegurar la eficacia del transporte urbano o garantizar el cuidado del medio ambiente.

San Francisco

Londres

A día de hoy, es la que lidera el ranking de las ciudades más inteligentes del mundo, gracias a su apuesta tecnológica en servicios como el transporte público o el de salud.

Londres

Nueva York

Es la segunda tras la británica y es líder en una gestión inteligente de las áreas relacionadas con la economía, la movilidad, el transporte y la planificación urbana.

Nueva York

París

La ciudad de la luz se alza con la medalla de bronce gracias a su proyecto “París Smart City 2050”. Su objetivo es construir edificios bioclimáticos capaces de generar más energía de la que consumen.

París

Tokio

La ciudad japonesa ha centrado el uso de la inteligencia en el bienestar de sus habitantes, sobre todo entre su población de más edad. Una voluntad plenamente justificada, si tenemos en cuenta que estamos ante el país con mayor longevidad del mundo.

Tokio

Barcelona, una de nuestras ciudades más inteligentes

Si miramos al mapa español, destaca el caso de Barcelona, que fue reconocida en 2015 como la ciudad más inteligente del mundo, según la consultora Juniper Research, una noticia de la que se hacen eco en este medio. Aunque es cierto que actualmente ha descendido de manera considerable en el ranking, puede seguir presumiendo de su excelente movilidad y de su red de transporte. Esperemos, no obstante, que vuelva a auparse pronto hasta lo más alto del escalafón.

Barcelona

En resumen, nuestras ciudades caminan con paso firme hacia la conversión inteligente de todo su entramado urbano, pues se ha demostrado que aplicar esta tecnología mejora la calidad de vida de todos sus habitantes. Además, parece más necesario que nunca, dado el tremendo crecimiento que han experimentado las grandes capitales en las últimas décadas.