Archilovers

Open House Madrid 2020

Dentro del marco de la Semana de la Arquitectura del COAM, se celebra como cada año el Open House Madrid, donde podemos visitar algunos de los edificios más espectaculares de la comunidad. No obstante, este año, debido a las condiciones sanitarias, la celebración de la iniciativa todavía está en el aire, pero, aún así, queremos adelantarte algunos de los lugares que nos encantaría visitar. ¿Nos acompañas?

 

 

El Open House Madrid es uno de los eventos más exitosos dentro de la Semana de la Arquitectura del COAM y, a pesar de que el propio Colegio ha informado de la cancelación de las actividades presenciales, de momento, la web del Open mantiene el mismo mensaje: “Las inscripciones se abrirán el 18 de septiembre a las 12:00 horas. Así que quizás no lleguen a hacerse las visitas ahora, pero más vale darse prisa y hacerse con los pases necesarios para cuando se encauce la difícil situación que vivimos.

 

 

En fin, que sea como fuere, tanto si finalmente se celebra como si no, nosotros te invitamos a una pequeña visita virtual por los edificios que nosotros elegiríamos en el catálogo de esta edición. Algunos, como el Rascainfiernos de Higueras, Castellana 81, el Hipódromo, o la Casa do Brasil, ya te los mostramos en ediciones pasadas. Así que, a pesar de que repetiríamos una y mil veces, vamos a centrarnos en aquellos que no hemos llegado a compartir en el blog.

 

 

Complejo “El Águila” Archivo y Biblioteca Regional de Madrid

 

 

Este espectacular proyecto de los arquitectos Tuñón y Mansilla vino a reinventar la antigua fábrica de Cervezas El Águila. El edificio original, de estilo neomudéjar y construido con el ladrillo rojo típico de Madrid, comenzó a edificarse en 1912 y luego fue ampliándose sucesivamente con las cocheras, las bodegas, los silos, etc. Un proceso de permanente transformación que terminó en 1978, cuando la empresa trasladó la producción a la icónica fábrica brutalista de la carretera de Burgos.

 

 

Hoy en día, gracias al proyecto de Tuñón y Mansilla, el antiguo complejo industrial acoge en sus 30.000 metros cuadrados las instalaciones del Archivo y Biblioteca general de Madrid. Una vez dentro, el Archivo Regional y la Biblioteca Joaquín Leguina están separados por la calle central, en la que todavía se observan las vías que daban acceso a las mercancías directamente desde las líneas de RENFE. Un magnífico ejemplo de arquitectura fabril que, además, plantea un interesante diálogo entre lo nuevo y lo viejo. Mucho más que una restauración y, aun así, un modelo de respeto y conservación del patrimonio arquitectónico. No os lo podéis perder.

 

 

Medialab Prado

 

 

Seguimos con la arquitectura industrial. En este caso, el actual Medialab Prado ocupa el edificio de la antigua Serrería Belga, una de las primeras construcciones de la capital en emplear el hormigón armado visto, aunque, eso sí, oculto tras una fachada clasicista. Sus más de 4.000 metros cuadrados se destinan hoy en día a una función muy distinta del original, que no es otra que ser “un espacio orientado a la producción, investigación y difusión de la cultura digital y del ámbito de confluencia entre arte, ciencia, tecnología y sociedad”.

 

 

El estudio Langarita Navarro Arquitectos planteó el proyecto como La Serrería vs. La Cosa, en donde La Serrería es la estructura conservada del edificio original; y La Cosa es el conjunto de espacios nuevos que se insertan en La Serrería sin modificar sus formas, pero ocupando sus espacios. El resultado es un juego de conceptos que casi parece una intervención o una performance temporal y que, sin embargo, consigue dos objetivos fundamentales: por un lado, actualizar el edificio y adaptarlo a su nuevo uso y, por otro, respetar y potenciar el aspecto más importante del edificio primigenio, su avanzada estructura de hormigón visto.

 

 

Fundación Francisco Giner de los Ríos

 

 

Cualquiera que haya pasado por el Paseo del General Martínez Campos seguro que se ha quedado mirando este original proyecto. A pesar de que el proyecto mantiene intactos los edificios clave de la Institución Libre de Enseñanza, que fueron el germen de la Fundación, el resto se sustituyeron por una serie de pabellones que se articulan en torno al jardín y cuya estética marca por completo la identidad del nuevo conjunto de edificaciones.

 

 

De hecho, ya desde la entrada, la celosía de varillas que cambian aleatoriamente su grosor y su distancia llama la atención por su aspecto casi textil, como si hubiesen extendido un puñado de cuerdas y las hubiesen ordenado, una al lado de la otra, para cubrir los volúmenes de formas rotundas que se insinuan bajo la piel metálica. Un trabajo sin convencionalismos llevado a cabo por Amid cero9 que recupera el jardín como elemento histórico y aporta una estética inconfundible que ya forma parte de la identidad de la Fundación.

 

 

Casa Carvajal

 

 

Por último, no podíamos terminar nuestro recorrido sin reivindicar la arquitectura residencial de calidad. Por eso, nos despedimos con la vivienda que el arquitecto Javier Carvajal construyó para sí mismo. Un espectáculo construido en hormigón armado que veremos en profundidad en nuestra serie de artículos La casa de…, pero del que os queremos hablar un poco antes.

 

 

Del proyecto, destacamos la inspiración del arquitecto; nada menos que la Alhambra de Granada llevada a 1966, con influencias de Frank Lloyd Right y Carlo Scarpa. Un cóctel que solo puede calificarse como “exótico” y que entrevemos rodeado de naturaleza y distribuido en torno a dos grandes patios, gracias a sus zonas de estar, que se desdibujan y sirven de transición a los dormitorios, siempre con el agua y la vegetación como telón de fondo.

 

 

 

FOTOS Y VIDEOS: Open House Madrid, Metalocus, Comunidad de Madrid, Revista AD, Casa Carvajal, El País, José Hevia, Langarita-Navarro, Miguel de Guzmán, Amid cero9.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *