Inside Kronos

Ikon: un símbolo de Valencia

Ayer presentamos Ikon, la torre residencial más alta de Valencia. Un proyecto espectacular para el que hemos querido contar con Ricardo Bofill, sin duda uno de los arquitectos europeos más relevantes de la arquitectura contemporánea. El resultado es un edificio único, ideado para cohesionar y dinamizar el tejido urbano y diseñado para convertirse en un símbolo de la ciudad.

 

 

Desde las primeras etapas de proyecto, Ikon ha sido especial; su ubicación lo convierte en una puerta de entrada a la ciudad y su diseño corresponde a un arquitecto cuya trayectoria forma parte de la historia de la arquitectura. Por ello, hemos cuidado al máximo todos los detalles, también en el evento de presentación, para que la torre Ikon haga honor a su nombre y se convierta en un punto de referencia dentro de Valencia.

 

Un proyecto con nombre propio

Para afrontar un proyecto tan emblemático y con tanta repercusión en el conjunto urbano, es necesario un recorrido profesional que muy pocos arquitectos son capaces de alcanzar. Ricardo Bofill es, a día de hoy, una leyenda de la arquitectura moderna. Un nombre que traspasa fronteras defendiendo una íntima relación entre el edificio y su entorno, algo con lo que nos sentimos plenamente identificados.

 

 

Además, tal y como el propio arquitecto recordó durante la presentación de Ikon, suyo fue el diseño en los años 80 de un hito urbanístico de Valencia; los Jardines del Turia. A Bofill se debe la planificación del parque y el tramo que discurre frente al Palau de la Música; uno de los lugares más visitados de la ciudad, inconfundible por su gran fuente de color rojo.

 

 

Precisamente por ello, la participación de Bofill en este proyecto tiene aún más sentido. Si los Jardines del Turia fueron el inicio de una nueva etapa para Valencia, Ikon recupera ese espíritu de modernidad y se concibe como una apuesta de futuro, un referente para una arquitectura residencial singular, que pone en valor la vivienda de calidad y el urbanismo sostenible.

 

Cuando el diseño es mucho más que apariencia

Ikon es uno de los máximos exponentes de nuestra filosofía #Puredesign, un ideal en el que el diseño trasciende su condición estética para abarcar cada aspecto del proyecto. Gracias a la experiencia de Ricardo Bofill en otros rascacielos tan significativos como el Citadel Center y el 77 West Wacker Drive, en Chicago, o el Hotel W de Barcelona, estamos convencidos de que nuestro proyecto pronto se consolidará como un elemento reconocible y asentado en el gran patrimonio arquitectónico de Valencia.

 

 

 

De hecho, al igual que en el resto de nuestros residenciales, creemos que el diseño y la singularidad no deben limitarse a los grandes edificios institucionales. Como bien señaló Bofill, la buena arquitectura debe estar presente también en las viviendas, ya que constituyen el 70% de las ciudades. Una afirmación que compartimos plenamente y que nos motiva día a día para llegar más lejos: no solo se trata de construir, sino de contribuir a mejorar el entorno de nuestras intervenciones. A este respecto, nuestro CEO y socio fundador, Saïd Hejal, señaló que, con Ikon, “Valencia podrá disfrutar de la arquitectura y el diseño con este proyecto que aspira a ser un icono de la ciudad”.

 

Un entorno en plena expansión

 

 

El pórtico de acceso que completa Ikon es el umbral de la Valencia más vanguardista, con la avenida de Las Cortes Valencianas, el Nou Mestalla y el Palacio de Congresos. Un modelo de crecimiento que incluye grandes espacios verdes y que cuenta con una comunicación perfecta, tanto hacia el centro, como hacia el exterior de la ciudad.

 

Ikon en cifras

Ikon se compone de 2 torres de 30 y 14 plantas con 142 y 61 viviendas respectivamente. Las viviendas de 1,2,3 y 4 dormitorios cuentan con unas zonas comunes enfocadas al disfrute del clima mediterráneo, como su gran piscina con solárium y su jardín mediterráneo, además de un gimnasio y una zona social gourmet.

 

 

100 metros de altura que contendrán los áticos más espectaculares de Valencia, con vistas panorámicas por encima de toda la ciudad hasta el mar. Todo ello con un plazo de finalización estimado para 2023.

 

Y lo que no son cifras…

 

 

No podemos terminar este artículo sin mencionar la emoción de trabajar con Ricardo Bofill, o la ilusión de definir el skyline de una de las ciudades más importantes de España. También la satisfacción de estar presentes en las cuatro principales ciudades de nuestro país y la convicción de que estamos consiguiendo nuestro objetivo de llevar la arquitectura residencial a su máximo nivel.

 

Fotos: Ricardo Bofill, Kronos Homes, Valencia Secreta

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *