Living In Style

Morph Estudio: La arquitectura de la eficiencia

Cuando desembarcamos en la costa de Mijas, nos dimos cuenta de que nos enfrentábamos al reto de crear un paraíso en mitad del paraíso. Estar a la altura de la riqueza paisajística y natural de este enclave situado en la Costa del Sol no iba a ser tarea fácil. Por eso decidimos contar con César Frías y su estudio Morph, un equipo de arquitectura especializado en proyectos singulares y sostenibles. El resultado es Edén, nuestra propia utopía entre el mar y la montaña.

 

 

Morph, valores compartidos

 

 

No siempre es sencillo encontrar el compañero de trabajo perfecto. Sin embargo, eso es justo lo que nos hemos encontrado en Morph Estudio. Su visión de la arquitectura nace de la necesidad de crear viviendas que aúnen un diseño diferenciador y una eficiencia energética sobresaliente. Precisamente dos de nuestras señas de identidad; dos pilares básicos sobre los que desarrollamos todos nuestros residenciales.

 

El equilibrio perfecto entre tecnología y naturaleza

 

 

Como bien sabéis, otra de nuestras premisas es la integración paisajística, tanto en nuestras promociones urbanas, como en aquellas ubicadas en mitad de la naturaleza. Pues bien, en el caso de Edén, la espectacularidad del terreno, sus desniveles y su ubicación en un enclave de alto valor natural requerían una atención absoluta al resultado final. Todo un reto para el que Morph tenía la solución perfecta en forma de siglas: BIM. Tres letras mágicas cuyo significado es Building Information Modeling. Una avanzada tecnología de simulación digital que permite evaluar previamente cada fase del proceso de construcción, así como su rendimiento en la vida real.

 

Gracias a esta disciplina de trabajo, el equipo multidisciplinar de Morph trabaja desde el primer momento con un único archivo. Un entorno virtual en el que los distintos profesionales construyen en código binario el diseño, las instalaciones y la estructura, lo que favorece la coordinación entre ellos y previene futuros desajustes durante las obras. Además, los datos ofrecidos por la tecnología BIM permiten afrontar la construcción con mediciones exactas, algo de importancia crucial en un proyecto tan complejo como Edén.

 

Diseño, diseño y más diseño

 

 

El genial Fernando Higueras ya nos demostró que el diseño no está reñido con la integración de un edificio en un terreno de gran belleza. Más bien al contrario: proyectos como las casas Lucio Muñoz y Villaseñor han demostrado que una buena construcción puede ser un valor añadido al paisaje.

 

Y esa era nuestra aspiración, conseguir la armonía con la orografía del terreno, salvar los desniveles y ser parte del ecosistema mijeño. Las cubiertas con vegetación, las zonas verdes y el trazado sinuoso de los viales son herramientas que no buscan camuflar Eden, sino crear un todo con el entorno. Así, cada una de las villas adosadas y pareadas de la promoción, está pensada para difuminar las fronteras entre el interior y el exterior. Las grandes cristaleras hacen del paisaje un elemento constante en todos los espacios de la casa, pero, también desde el jardín, el interior, por su amplitud y disposición diáfana, parece una prolongación del exterior.

 

Un mundo particular

 

 

Otro de los retos que planteaba Edén era su carácter de recinto privado. Resulta complicado plantear un residencial que se funda con su contexto, que destaque por su diseño y que, al mismo tiempo, constituya un hábitat propio, privado y exclusivo. Sin embargo, la posición de la promoción, ubicada en la cima de un promontorio natural, elevado sobre el mar, ha hecho posible una adaptación de la arquitectura al paisaje, al tiempo que el propio paisaje preserva la privacidad de la arquitectura. Una auténtica relación de simbiosis entre el medio natural y el medio artificial. Una vuelta de tuerca a la arquitectura residencial de la que no podemos sentirnos más orgullosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *