Archilovers

Milán Design Week, el futuro del diseño

Esta semana nos hemos acercado a la Milan Design Week, la cita anual más importante en el mundo del diseño. La capital industrial de Italia es conocida mundialmente por ser una de las metrópolis que manejan los hilos del mundo de la moda. Sin embargo, en esta ocasión, la palabra diseño se abre en todas sus acepciones y nos regala ese secreto que andamos buscando en cada uno de nuestros proyectos: el punto exacto donde se encuentran la forma y la función.

Solo puede existir en Milán

Cosas como “La città piu brutta d´Italia”, o directamente, “la peggiore città al mondo” son frases que te puede soltar un milanés en cualquier momento, preferiblemente mientras le cuentas lo espectacular que te parece su ciudad. Nosotros no podemos estar más en desacuerdo, pero es que tienen esa costumbre tan familiar de ser críticos, incluso destructivos, con lo propio. Una costumbre que posiblemente tenga que ver con el amor por la belleza que inunda todo el país; solo que aquí, la tradición industrial obliga. En la capital de Lombardía lo bello no está reñido con lo útil.

La Milan Design Week concentra una increíble variedad de marcas y artistas, desde los más conocidos, hasta auténticos outsiders que nadan en una corriente bautizada como “artesanía extrema”. A los primeros, los consolidados, los que acaparan la atención sí o sí, los encontramos en el Salone y en el Fuori Salone, una serie de espacios repartidos por toda la ciudad. Y, precisamente, en muchas de esas instalaciones paralelas, también encontraremos a los segundos, los experimentadores, los que son el futuro del diseño. De hecho, a algunos de ellos los hemos tenido aún más cerca, en el Molto Molto Fuori, celebrado este año en el madrileño barrio de Carabanchel del 12 al 15 de abril.

 

 

Il Salone del Mobile

Uno de los eventos más destacados de la Milan Design Week es el salón del mueble, con representación en muchos puntos del Fuori Salone, pero sobre todo en el Brera Design District, en donde, gracias a Dimore Studio, hemos podido disfrutar de una panorámica del diseño del siglo XX y de piezas de finales del XIX reinterpretadas con materiales modernos. Y ya que estábamos, tampoco hemos querido perdernos el espacio de Tortona, que nos ha dejado con la boca abierta por la instalación Breat/ng’ de Kengo Kuma, una escultura capaz de absorber las emisiones producidas por 90.000 coches.

 

 

Con una gran presencia española

Pero, si algo nos ha sorprendido gratamente, ha sido la nutrida representación de diseñadores españoles que nos hemos encontrado, tanto en el Salone, como en el Fuori Salone. Sería imposible nombrarlos a todos y sería una injusticia no hacerlo, pero seguro que nos perdonan si hablamos de Gala Fernández y sus lámparas de cristal de Murano, o de Jaime Hayón y sus sillas de ratán, sin olvidarnos del terrazo de cristal de Álvaro Catalán de Ocón y de la retrospectiva sobre Mario Ruiz en la sede del Instituto Cervantes.

Dejamos la Milan Design Week sintiéndonos parte de un mundo en constante evolución. Nuestro compromiso con el diseño nos ha llevado a colaborar con profesionales de prestigio internacional, una red de apasionados del savoir faire, tejida también a través de nuestra relación con la revista AD. Todo para seguir creciendo y creando obras únicas cuya interrelación influya en los futuros hitos del diseño. Sí, es un objetivo ambicioso, pero contamos con el equipo perfecto para conseguirlo. Por eso seguiremos pensando como los milaneses: existe un punto en que la belleza se funde con la utilidad.

 

 

Photos:  Pinterest, Charlie Schuck, Emaze          Portada: Manfredi Style

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *